Lo verde está de moda. Las tendencias son claras, lo ecológico se lleva y según los expertos, ésta moda no es pasajera, sino que ha llegado con inercia para quedarse.
Y es que aún que solo sea de forma utópica, la idea de cuidar el planeta y la humanidad tiene una gran aceptación social.

Los consumidores nos preocupamos cada día más, por las energías renovables, por tener casas lo más bioclimáticas posibles y por conseguir una alimentación sana y equilibrada acorde con nuestros nuevos valores responsables.
Si los consumidores nos ocupamos por el mundo ecológico, no es de extrañar, que demandemos también, productos que respeten el impacto ambiental y mejoren la sostenibilidad humana en absolutamente todos los sectores.

Cada día, empresas muy diversas, se enfrentan a las exigencias de los mercados Nacionales e Internacionales. Numerosos estudios, nuevos conceptos y nuevas leyes, desencadenan siempre, nuevas vías de negocio que refuerzan nuevos valores como opción de diferenciación : la innovación y la sostenibilidad.

Y es que calidad y conocimiento se pueden unir para mejorar rendimientos y recursos de forma que a pequeñas dosis, pero constantes, podamos tener en nuestros materiales y técnicas de marcaje, una óptica un poco más respetuosa con el mundo y por consecuencia, con nosotros mismos.

La Publicidad a través del objeto, no se escapa de esta tendencia

Nuestro sector está demostrando, una vez más, su actualidad e innovación en el compromiso social. Hoy ya nos llegan artículos con menos contenido de pvc y se han incrementado los materiales naturales en todos los catálogos. Es mas, muchos de nuestros clientes, ya sensibles a esta tendencia, nos exigen incluir estos elementos en sus proyectos. Este es un argumento que no se puede pasar por alto.

Y los recursos para defenderlos, están sobre la mesa.

Para que un producto pueda ser considerado ecológico debe estar producido conforme a una serie de estándares. Hay muchos factores al considerar la sostenibilidad de un material. Por ejemplo, la rentabilidad y el proceso de producción. Las condiciones de trabajo de las personas que lo realizan y el impacto ambiental que deja el material a lo largo de su vida.
Y aun que en la mayoría de casos, sea muy complicado reducir estas producciones tóxicas, deberíamos considerar al menos, rebajar el uso de pesticidas y efectos nocivos en la vida del producto.

En cuanto a las Técnicas de marcaje, son más las empresas que se preocupan por este tema y muchos los productos que actualmente han retirado su elaboración a base de PVC. El PVC se ha convertido en el termoplástico más versátil e importante del mercado mundial en los últimos años, pero también, en uno de los materiales más tóxicos y venenosos durante su producción, utilización e incluso cuando es un mero residuo.

En las Artes Gráficas e imprentas ya se emplean productos con una mínima emisión de partículas volátiles ,tintas a base de aceites vegetales y papeles ecológicos reciclados, constituyen la primera respuesta de la industria ecológica.

La producción de los marcajes mediante Serigrafía y Tampografia, siguen incluyendo poco a poco una mirada más respetuosa al utilizar tintas libres de phtalotos. Los phtalatos se usan también con frecuencia en los adhesivos y en numerosos artículos de plástico para lograr que sus productos sean blandos y flexibles, pero diversos estudios han demostrado los efectos negativos de estas sustancias sobre el medio ambiente y sobre nuestra salud.
Las tíntas libres de phtalotos, son totalmente cubrientes y elásticas. Aptas para todo tipo de soportes y con un tacto suave y solido. Libres también de PVC, son aptas hasta para la estampación de ropa y objetos de bebé.

Los vinilos téxtiles o vinilos de impresión y rotulación también gozan de esta reciente mirada.
Los nuevos vinilos están compuestos a partir de poliuretano ecológico, lo que significa que es inocuo para el medio ambiente y mejora su durabilidad.
El vinilo de poliuretano resiste más de 100 lavados a 60º, puede ir a la secadora y se puede planchar directamente. Una manipulación adecuada de este producto no dará cabida a la formación o liberación de componentes de riesgo. Por lo que siempre es importante acudir a un buen profesional.
En esta línea, uno de los materiales más interesantes que se ha incorporado últimamente al mercado, es el laminado antimicrobiano. Se trata de un film con iones de plata, que frena la proliferación de los gérmenes creando una barrera protectora contra ellos.

La creación de las tintas ecológicas en la impresión digital da paso a las tintas eco-solventes.
Una variación de tintas solventes hechas a base de aceites y materias primas vegetales.
I en la cola de la vanguardia, tintas con la tranquilidad del Certificado GREENGUARD Gold, que garantiza un producto bajo la normativa internacional más rigurosa y completa respecto a las bajas emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COV).
Estas tintas pueden utilizarse con total tranquilidad sin sistemas especiales de ventilación, e incluye factores de seguridad que garantizan que el producto puede utilizarse en lugares tales como escuelas y hospitales.

Disponer de unos elementos y una maquinaria actuales, no solo nos brinda una visión más sostenible, sino que permite también reducir los gastos de producción, eliminando los productos químicos derivados de las producciones de planchas; además de proporcionar un alto nivel de productividad mediante un proceso más predecible. Trabajar con estos elementos, garantiza un optimo acabado y un resultado de lujo, muy por encima de los equipos de hace, a penas, dos años.

Pero la revelación por excelencia es la Tecnología láser. Y es que esta tecnología esta libre de agentes químicos, planchas y líquidos abrasivos. Más allá de los componentes tóxicos, ni siquiera sus componentes primarios podrían decirse dañinos ya que el láser nd-yag genera su potencia a través de un material precioso, una variante del Granate.

Los materiales altamente tóxicos o que contentan altos contenidos de pvc y sus derivados, jamás podrán ser grabados mediante esta tecnología, ya que no solo afectan al medioambiente, sino a la vida útil de la misma maquinaria.