Los regalos publicitarios son el canal de comunicación constante que tenemos para atraer la atención de nuestros clientes, generando así nuestro valor de marca.
Nuestro ” love mark” es el valor máximo para mantener una relación leal y estable.
Kevin Robert creador de este concepto define fantásticamente el sentido que se genera con esta realción ya que es capaz de introducir emoción en esta nueva forma de comunicarse.
“Este amor por la marca hace que los consumidores incorporen sentimientos como el de perdonar fallos leves en el servicio o volver siempre que necesiten algo nuevo.” Básicamente hablamos de generar confianza.
El mercado de la PTO (Publicidad a través del Objeto) es uno de los más vanguardistas y versátiles que hay, en constante crecimiento y avances. Y uno de los mercados que nos permite a un coste controlado generar este valor de marca e introducir esta nueva comunicación de la emoción a través de los objetos, las tintas, los logos… en definitiva nuestra campaña Publicitaria nunca pasa desapercibida y suele avivar nuestros egos de pertenecen cia a la compañía.
A la hora de personalizar regalos y merchandising en cualquier tipo de material, hay muchísimas técnicas diferentes que pueden intervenir y que provocan que la complejidad y necesidades para cada proyecto sean distintas.
Si leemos en la RAE (Real Academia Española) La Sublimación en un concepto
“el cambio de una sustancia del estado sólido al vapor, sin pasar por el estado líquido.”

La sublimación es la técnica para el marcaje de objetos mediante transferencia de la tinta al objeto con la aplicación de calor. La sublimación permite transferir imágenes a todo color, con gran variedad de detalles, de distintas medidas y en un sin fin de objetos como textiles, jarras, platos, cajas, planchas, alfombrillas, productos textiles, bolsos, puzles, etc. Estos objetos tienen que estar recubiertos de un barniz de poliéster o si son tejidos han de contener un mínimo de un 75% de poliéster (no es posible sublimar sobre algodón 100%).
El mercado de sublimación de tinta está en alza, a medida que más proveedores de servicios de impresión descubren que el proceso ha evolucionado en los últimos tiempos. La expansión del mercado se extiende más allá del estampado de textiles, hacia muchos otros productos receptores. Pero el proceso puede ser complicado, caro, y requieren de alguna experiencia previa.
Las impresoras de sublimación no defienden mucho de las impresoras comunes. Pero utilizan el calor para transferir la tinta por medio de una cinta repartidas a lo largo por franjas con los 4 colores CMYK. El modelo CMYK que corresponde a las 4 siglas de los colores primarios Cyan, Magenta, Yellow y Key. Se imprimen los colores de uno en uno en la zona deseada mediante la aplicación de calor.
Las tintas de sublimación son pigmentos reactivos que reaccionan al calor creando así el enlace.
Cuando la tinta de sublimación sólida pasa por la fase de calentamiento pasa directamente a estado gaseoso ” punto de sublimación” y el colorante penetra en la estructura molecular de los materiales.